La manera para resolver la ansiedad: 1 Pedro 5:7

Lecturas de Misa de hoy: “Descargando en su amoroso seno todas vuestras solicitudes, pues él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7).

Al vivir en este mundo, todos enfrentamos presiones en la vida, el trabajo, el estudio y otros aspectos, y nos sentimos preocupados e impotentes. Por favor no olvides que tenemos un Dios que llena de sabiduría, poder, cuidado y preocupación por nosotros, Él es nuestro único apoyo y ayuda. Él conoce las dificultades y el desamparo de nuestras vidas, y está dispuesto a soportar nuestras preocupaciones y cargas. Mientras le entreguemos todas nuestras preocupaciones y confiemos verdaderamente en Él, Él cuidará de nosotros, nos ayudará, nos guiará para salir de las dificultades, y nos dará la paz interior y tranquilidad. Dios dice: “Guarda silencio en Mí, porque Yo soy tu Dios, vuestro único Redentor. Debéis acallar vuestros corazones en todo momento y vivir dentro de Mí; Yo soy tu roca, vuestro contrafuerte. No tengáis otro sentir, mas apoyaos en Mí de todo corazón, y Yo me apareceré a vosotros con toda seguridad: ¡Yo soy vuestro Dios!”.

Oremos juntos:

Querido Señor, gracias por pensar siempre en nosotros y cuidarnos. Hoy venimos ante ti y ponemos nuestras preocupaciones, inquietudes y cargas en tus amorosas manos. No tenemos la capacidad de resolver todos estos problemas, pero estamos convencidos de que no hay problema que tú no puedas resolver. Elegimos confiar en ti, porque eres un Dios fiel. Señor, echamos sobre ti nuestras preocupaciones familiares y te pedimos que mantengas a nuestra familia segura, saludable y armoniosa; echamos sobre ti nuestras preocupaciones laborales y te pedimos que guíes nuestro trabajo y nos des sabiduría y fortaleza; echamos nuestros pensamientos en Ti, depositando en Ti nuestras preocupaciones, por favor guía nuestros pasos para que podamos caminar en Tu voluntad. Señor, ayúdanos a aprender a confiar en Ti en lugar de confiar en nuestras propias habilidades. Que tu paz llegue a nuestras vidas y déjanos experimentar tu guía y protección en todos los desafíos. ¡Amén!